¿Qué pues con la Música Tradicional Mexicana?

¿Qué pues con la Música Tradicional Mexicana?

Mucho me han escuchado decir que lo que quiero hacer con mi música es un homenaje a los sonidos  tradicionales de México, que mezclados e intervenidos con otros estilos y armonías, van nombrando trocitos del corazón de nuestros pueblos.

La gente siempre me pregunta si hay una diferencia real entre lo que llamamos música tradicional y música popular, y es por eso que me decidí a escribir esta entrada. En el texto se van a encontrar varios hipervínculos para ejemplificar mejor lo que les voy a contar. Espero que lo disfruten y que tengan el tiempo de escucharlos todos.

RAÍCES
Los antecedentes de la música mexicana son tan ricos y tan amplios que se remontan a la época de los imperios prehispánicos cuando los indígenas cantaban y tocaban instrumentos musicales, pieles y alientos, como parte importante de rituales y ceremonias para rendir culto a los dioses o para acompañar las batallas.

Con la llegada de los españoles esta música se enriquece todavía más gracias al modo occidental de tocar la música y a la inclusión de instrumentos de cuerda como la guitarra, la vihuela, el arpa y el violín, elementos indispensables en la interpretación de la música mexicana actual, y que luego tuvieron derivaciones en otros instrumentos como la jarana, el requinto jarocho, la leona y el mosquito, entre otros, que ahora rigen los géneros tradicionales.

Nuestra música es pues, fruto del mestizaje que se dio entre las tradiciones europeas, americana y africana, e incluye diversos estilos y géneros que son determinados por la región geográfica de donde provienen y por sus épocas de desarrollo.

Entre los géneros más populares en México se encuentran la Ranchera de origen rural, interpretada generalmente con Mariachi, agrupación musical mestiza difundida de forma masiva durante la época de oro del Cine Mexicano, suceso que lo ha convertido en una especie de símbolo nacional. Su música y vestimenta se han extendido alrededor del mundo como principal representación del folclore mexicano, sin embargo esto no ha propiciado una apertura a la expansión de otros géneros tradicionales que enriquecerían la visión de México en el extranjero, incluso en el mismo mexicano.

Por ejemplo, El Son es un género tradicional menos conocido y que aún siendo símbolo de identidad cultural debido a su tradición campesina y de influencia indígena, tiene menos difusión en México y hacia el extranjero. Su sonido varía según la región de México donde se ejecute y su instrumentación, la lírica o versos y la danza que la llamamos “zapateado”. Son jarocho, huasteco, istmeño, arribeño, mixteco, de tierra caliente, entre otros.

Sus orígenes vienen principalmente de la zona de Andalucía y de las Islas Canarias que al mezclarse con las influencias africanas que abundaban en la cuenca del Caribe y los indígenas que poblaban nuestras tierras dieron como resultado esta música llena de emociones y ritmos que alegran el corazón, enriquecida al máximo gracias a ese puente mestizo de ida y vuelta, porque las Sevillanas, fandanguillos, bulerías, garrotines, y peteneras que venían desde España eran ya resultado de un mestizaje de la música árabe con la tradición gitana, melodías judías y la música bizantina.

¿Así o más mestizaje?

Sonidos deliciosos que surgen de la exquisita mezcla milenaria de culturas que merecen ser propagados y llevados de vuelta a la vida de los escenarios.

catrinita

AHORITA

La música tradicional mexicana comprende más de 30 géneros expandidos y creados por todo el territorio nacional. Por mencionar otros:
Canción istmeña, Chilena, Chotís, Corrido, Danzón, Fandango mixteco, Gusto, Huapango, Jarabe, Jarana yucateca, Pasodoble, Picota, Pirékua, Polca mexicana, Redova, Trova yucateca y Vals.

Artistas contemporáneos que han logrado internacionalizarse como Mono Blanco y Los Folkloristas han dado fuerza a estos géneros en los últimos años, abriendo una nueva ventana a esta expresión musical antigua, que si no es difundida irá muriendo junto con sus intérpretes y creadores, como el caso de la Canción Cardenche, de Durango al norte de México, que actualmente está en peligro de extinción porque es un canto ejecutado por ancianos, y los músicos jóvenes de la región no han comprendido la importancia de continuar con el legado.

También la cantante Lila Downs ha entrado al rescate fusionando la música tradicional con ritmos contemporáneos como el hip hop y la electrónica, lo que le ha permitido abrir una puerta hacia públicos masivos, de todas las edades y clases sociales.

El camino de la difusión a nuestra música es muy largo y a veces cuesta arriba, es por eso que muchos estamos en la labor, cada uno en medida de nuestras posibilidades, pero eso sí con mucho mucho amor.
Para cerrar les dejo un ejemplo claro de lo que sucede cuando los jóvenes nos involucramos honestamente con nuestras raíces, dando entrada a la intervención de otras artes, porque la música mexicana es arte, no hay más.
Juan Pablo Villa versiona canto Cardenche

Con Amor:
LÜLA REYNA

#yoconlareyna

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>